Compartir
Sin que el frío amedrente, una gira por las ferias más tradicionales del país, para comer salchichas, tomar vino caliente y sumergirse en un ritual centenario