Compartir
La Casa Blanca asegura que causó miles de millones de dólares en pérdidas y puso vidas en peligro