Compartir
El establecimiento alpino Seehotel Jagerwirt fue rehén de delincuentes informáticos tras un ataque con ransomware a las computadoras que controlaban las cerraduras electrónicas; el análisis de los especialistas ante un panorama con más objetos conectados a Internet