Compartir
Verónica Toranzo caminó cientos de kilómetros por cinco países durante semanas en una inspiradora aventura, tan introspectiva como conectada con la naturaleza y la gente